Blogs

Día 27/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

26/03/2001


10:58:06

Ayer antes de acostarme cometí un error, del que voy a tratar de aprender. Me fumé un cigarrillo a escondidas. Si no habéis probado esta medicación para dejar de fumar, no podéis comprender lo que se siente, me explico: parece que conforme avanzas en las tomas y van pasando los días tomándola, el sabor del tabaco es insufrible. Sabe tan exagerádamente mal, es tan desagradable, que decides seguir sin fumar, casi diría te sientes obligado. Así que eso estoy haciendo pasar sin fumar. Los momentos peores son esos en los que siempre fumaba, después del café..., quizá lo mejor sea que no tome café en una buena temporada. Aunque lo cierto es que fumaba a todas horas, por eso me debe estar costando tanto esfuerzo dejarlo, a pesar de las pastillas. Si no hubiera sido una fumadora compulsiva, todo sería más fácil. Las otras dos veces que lo dejé, como explico al principio de mi historia, no recuerdo que me costase tanto, pero no fumaba como ahora. Lo que si recuerdo de esas dos ocasiones es un aumento de peso de unos nueve kilos. Con esta medicación te auguran poco engorde.

Día 26/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

25/03/2001


22:12:13

No es tan fácil. Ayer no pude escribir nada de lo que me estaba ocurriendo, porque lo pasé muy mal. Era Domingo, se supone que día sin tensiones, pues las pastillas no hicieron nada, fue un día de perros. Acabé acostándome temprano, yo creo que si no lo hubiera hecho así, ya estaría fumando. Hoy ha sido peor, mucho peor. Es el tercer día sin tabaco y siento que no puedo más. Nadie de mi casa me puede aguantar, yo no aguanto a nadie. Ninguno de éllos es fumador, ni lo ha sido; eso debería serme de gran ayuda porque nadie en casa fuma, pero ninguno puede entender por lo que estoy pasando. Las pastillas Zyntabac, son un placebo, al menos para mí. Ojalá no pasen por este sufrimiento los millones de personas que ya la han probado en el mundo entero. A lo mejor muy pocos se sienten como yo. Por hoy me voy a acostar ya, y mañana veré cómo va el día. No tengo ningún apoyo, por eso que he explicado de que nadie me aguanta. En estos tres días he masticado chicle sin azucar y caramelos sin idem, hasta la saciedad. Me duele la mandíbula, tengo problemas para masticar la comida y mis nervios están apunto de estallar. Siento no poder decir maravillas del método que utilizo, lo siento por mí y por cualquiera que me lea. En el fondo los que estáis en internet, también sois para mí un apoyo, por el mero hecho de que yo sé que estáis ahí, pero yo querría ser un ejemplo para vosotros y no sé si voy a poder.

Día 24/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

24/03/2001


14:06:26

Hoy he dejado de fumar. Me he levantado con menos apetencia tabaquil, y además era el primer día, según el prospecto de las pastillas, para ponerse a la labor. Respiraciones profundas, muchas respiraciones profundas, sobre todo a primera hora de la mañana. A A los tres o cuatro primeros cigarrillos del día los he echado mucho en falta, luego el resto de la mañana, interminable. Vienen como oleadas de "mono", respiro profundo y cuento medio minuto, no duran más. Aún son muy próximas las unas a las otras. He mascado mucho chicle, tengo que decirlo. He comido sin abusar y ahora voy a ver qué tal me va con la siesta. Durmiendo no habrá problema.


22:00:34

La siesta fantástica, me he despertado sin saber ni dónde estaba, descanso total. Luego ha seguido la tarde con momentos poco llevaderos y abundantes respiraciones profundas. Me he anticipado, por error, un día a la fecha señalada por las pastillas para dejar de fumar, no sé si ha sido el motivo de que haya notado la abstinencia de manera tan intensa. Lo peor son esos momentos en que busco algo, que no recuerdo lo que es y de pronto sí lo sé: tabaco. Siento entonces un vértigo indescriptible. Y las manos, no sé dónde poner mi mano izquierda, fumaba con élla, y ahora se siente inutil. Le voy a enseñar a manejar otra vez todas las cosas. Comparado con las otras dos veces que he dejado de fumar, no he notado diferencia por el momento, me siento igual con las pastillas, veremos mañana.

Día 23/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

23/03/2001


22:41:30

Ya he utilizado,la medicación de ayuda para dejar el tabaco, durante una semana. Apartir de mañana tengo una semana para dejarlo, según parece, si no lo hago en ese lapso de tiempo habré perdido grandes posibilidades de lograrlo. Lo cierto es que estoy convencida de que este producto ayuda mucho. Hoy no he notado nada especial, es decir no tengo nada nuevo que contar, mejor será que espere a mañana, por si me decido ya. Entonces contaré cómo me voy sintiendo sin el tabaco.

Día 22/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

22/03/2001

19:58:04 Miro la tabla posológica y me asusto, la próxima semana tengo que fijar un día para dejar de fumar. Si no consigo lograrlo dentro de esa semana parece ser que será más dificil en adelante. Así que sigo mi mentalización. No he decidido aún el día. Por ahora continúo con ese cambio permanente: horrible sabor de cada cigarrillo. Fumo menos cantidad pero con cierta pena, porque sé que pronto no tendré este consuelo, aunque mi estado de ánimo empieza a ser más alto de lo habitual y me invade una especie de euforia singular. Por la mañana me encuentro más nerviosa que por la tarde. Como digo por la tarde es más un estado eufórico. 22:34:56 Se termina el jueves, he fumado mucho. Ahora soy muy consciente de lo que fumo, antes no me obsesionaba, pero ahora temo que cuanto más fume más dificil será dejarlo. Imagino que son excusas,burdas excusas que me pongo para seguir con el hábito. Otra burda excusa que tengo en la chistera es que, si he fumado unos veinte años ya me habré hecho todo el daño posible y será por lo tanto demasiado tarde para dejarlo. Me han dicho que no es así, que si dejo de fumar, sin estar invadida por alguna enfermedad ligada al tabaco, empezará a descender el peligro de contraerla a medida que pase el tiempo. Mi boca me sabe a cuernos!!!!!!!. Da igual ya que esté fumando o no. Permanéntemente sabe a algo parecido al gusto del tabaco, o quizá algo peor. Mi libro de autoayuda para dejar el vicio dice que el tabaco sabe mal, cuando has leido lo mal que sabe, toda la montaña de veces que lo menciona, realmente lo saboreas así cada vez que fumas. Aunque el libro ése no es ni la mitad de convincente que el horrible sabor que experimento ahora constantemente. ¿Conseguirán estas pastillas que aborrezca el tabaco?. ¡Ojala!.

Día 21/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

21/03/2001

21:33:31 Hoy ha sido un día diferente porque me ha tocado aumentar la dosis al doble. Hasta hoy tomaba una gragea al día, ahora tomo dos con un intérvalo de ocho horas. Así funciona. Mis ganas de fumar siguen siendo las mismas, el sabor del tabaco empeora por momentos, y se acerca la fecha fijada para dejar de fumar. No he notado ningún nerviosismo especial por este aumento en la dosis, sólo espero me quite las apetencias de fumar. Creo que voy a dormir con facilidad, como si no tomara nada.

Día 20/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

20/03/2001

19:58:45 Me dispongo a tomar la pastilla, a la hora habitual, estoy en el tercer día. Pasado un buen rato estoy preparada por si ataca la agitación de ayer, para que no me pille por sorpresa. Lo mejor es que no ocurre nada, me encuentro muy bien durante toda la mañana. Cuando por fin deseo dormir la siesta, lo consigo sin ninguna dificultad. Tengo que insistir en que, por ahora sólo me estoy medicando para dejar el tabaco, no he dejado de fumar, sería contraproducente que lo hiciese en este momento. Por la noche leo un libro de esos de autoayuda para dejar de fumar. Reconozco que pongo interés. Me gustaría lograrlo, aunque quizá confío en estas pastillas demasiado. A la semana que viene tengo un día fijado para dejar de fumar, a partir de ese momento cuento con una persona de apoyo para los momentos de peligro, eso dicen que hay que hacer.

Día 19/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

19/03/2001

19:56:34 Empiezo mi segunda jornada con pastillas para dejar el vicio. Vuelvo a tomar la tableta a la misma hora, como indica el prospecto. Voy al trabajo, comienza una mañana de gran agitación interior. Tengo que recurrir a un tranquilizante suave. No puedo soportar este súbito “subidón”. Llego a la mitad del día y siento que será imposible echar una siesta, mis ojos están como platos. Sigo fumando por prescipción médica. Si no puedo dormir tendré demasiado tiempo para pensar en el tabaco... Avanzada la tarde noto una somnolencia entrecortada, o tengo mucho sueño o estoy despejadísima. El tabaco sabe muy mal, sólo llevo dos días y también siento un hormigueo en la boca de lo más curioso, me parece demasiado pronto para notar tantas cosas, pero es que yo soy muy sensible a todo.

Día 18/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

18/03/2001

17:34:22 Me llamo Rebeca, llevo unos veinte años fumando, y tengo grandes deseos de perder de vista este vicio mío. He dejado de fumar en dos ocasiones más.El primer intento fue sin ayuda externa, fracasé al cabo de un año. En el segundo aguanté unos once meses, con chicles de nicotina. Esta vez mis pulmones se limpiaron también, aunque tuve que llevar una ferula de descarga en los dientes, varios meses, por el ahínco que ponía al mascar esos chicles. Os voy a contar como es mi primer día con este novedoso método, que espero sea el definitivo: La primera pastilla me la tomo hacia las diez de la mañana. Como aún no tengo que dejar de fumar, así lo indica el prospecto, fumo normalmente durante todo el día. Noto que algunos de esos cigarrillos no me saben igual que siempre. La marca de tabaco que utilizo es Fortuna. Hay que tener en cuenta que los domingos son mi día más tranquilo. El único de la semana en que no trabajo. Asi que no aparece ningún trastorno más.
Distribuir contenido