Fumar: ¿ Apetencia o necesidad?

Imagen de Antonio Simón Mauri
Antonio Simón Mauri 31 Octubre 2022 0 83

 

Buenos días, compis.
Los fumadores ven normal "matar el tiempo"cuando fuman y no van descaminados, pues es su propio tiempo el que muere. Pero no escribo esto para reprocharlo. No es mi intención.
Sólo deseo hablar de los deseos que nutren nuestro inconsciente, de manera tóxica.
Hay veces que sentimos soledad en el estómago. Con cada cigarro se pretende llenar un vacío que supone estar solos, tristes, con desesperanza y/o abatidos. Aquí " matar el tiempo" nos llena de sentido: Arrastramos una ansiedad personal que queremos lidiar fumando y aunque, inicialmente nos alivia, la nicotina se convierte más, en su aliado, que en el nuestro. Y entonces damos por válido que fumar es un placer: Nos dejamos seducir por un supuesto goce en cada aspiración, a base de crear más dopamina, exprimiendo el humo de cada pitillo y acogiéndolo en nuestros pulmones, como un efecto reparador de nuestra ansia.
Pero esto genera una ausencia de control fatal de nuestros deseos: Una cosa es desear algo y otra muy distinta es NECESITARLO. Dar por bueno " Deseo hacer algo porque lo necesito" es un auto-engaño. Un deseo puede ser como una ola de agua en el mar: Puede venir mansamente y crecer poco a poco. El agua llegará a la cresta y luego su recorrido se romperá y desaparecerá plácidamente en la  playa. Pero una necesidad desatará una tormenta si no se resuelve rápidamente. Y entonces "nuestro mar estará siempre agitado". Así funciona nuestra percepción y nuestro ánimo: Un antojo es siempre prescindible y no nos afecta. Pero cuando " Apetece fumar" estamos acallando una tormenta interna. Esto no se hace por placer, se hace por alivio. Calmar la ansiedad no es un capricho. Es algo que NECESITAMOS hacer. Si queremos romper con dicha necesidad, debemos separar conceptos erróneos y poner la lógica en su sitio. Porque si nuestra vida no tiene un rumbo estable, un buen destino, el mar que sentimos dentro, nos ahogará entre olas tóxicas. Tu decides si fumar es una apetencia o una necesidad, pero confundir ambas cosas es un fiasco, ante la falta de control propio.
Un abrazo.

 

Comentarios