En busca de serotonina

Imagen de Mimejoryo
Mimejoryo 1 Agosto 2020 5 31

Pues les cuento que como la misión que emprendo ahora (junto con al menos tres personas más en esta etapa del foro) es la de perder el peso ganado al dejar de fumar, me puse a investigar (para mí es muy importante entender lo que sucede para poder decidir lo que hay que hacer) sobre la relación tabaco-peso corporal.

Hay mucho qué leer del tema, pero hoy ya saqué en claro algo que considero me ayudará (y espero que a otras personas también). Resulta que fumar incrementa la producción de seratonina, una de las llamadas "hormonas del placer" y del "mecanismo de recompensa", lo que podría explicar también la sensación de que el tabaco era un consuelo o algo que nos hacía sentir bien).

¿Saben qué otra cosa incrementa la producción de serotonina?: ¡los carbohidratos, sobre todo dulces! Esta es una de las razones, quizá la más importante, por la que al dejar de fumar comenzamos a comer más golosinas y, claro, subimos más de lo que de por sí se sube sólo por dejar el cigarro.

Ni se les ocurra pensar: "ya está, lo que me hace feliz me mata, a fumar de nuevo para adelgazar!" No hay ninguna buena razón para hacer eso, pues hay otras formas de estar en forma saludablemente y sin fumar, además de evitar o disminuir tristeza y ansiedad en el proceso de dejar de fumar.

Ahí les va: lo que hay que hacer para estimular la producción de serotonina sin fumar, sin comer más carbohidratos de los debidos y sin que sea una tortura son dos cosas básicamente: hacer ejercicio, al menos 45 minutos diariamente (puede ser caminar a buen paso, incluso no tan rápido, hacer yoga o pilates, no es necesario que sea mucho ni muy intenso, cada quien a su ritmo y lo logramos de cualquier manera, lo importante es la constancia) e incluir en la dieta alimentos con triptofanos, una sustancia que ayuda a producir seratonina, y otros que también estimulan esta producción, o sea plátano, avena, chocolate oscuro (sin azúcar o con poca), huevo, pavo y nueces, entre ellos.

Importante: no hay que cometer el error de no consumir carbohidratos mientras se está en el proceso de dejar de fumar porque nos lo haremos más difícil. Ayuda, eso sí, comerlos antes de las 6 pm y evitarlos después de esa hora (cosa que yo no hice...). 

Otra cosa importante: deshabituarnos de los alimentos dulces puede ser difícil (suele serlo), por lo que hay que hacerlo gradualmente y con cierta ayuda. Si desayunamos y comemos bien en la primera parte del día, incluyendo (no en exceso) carbohidratos complejos (pan, pasta y arroz integrales -verdaderamente integrales, muchos no lo son aunque así se anuncien-, papa, camote, frutas -manzanas, plátanos, mangos-), tendremos menos necesidad de dulce porque el nivel de seratonina, que siempre baja por la noche, bajará mucho menos. Otra manera es quitarse el antojo con frutos deshidratados, semillas de todo tipo, miel de abeja, los cuales tienen azúcares pero no refinados,  por tanto nos ayudan a dejar la adicción a los carbohidratos simples (arroz blanco, pasta no integral y azúcar refinada). Leyeron bien: adicción, otra que hay que dejar. :)

Conclusión: ¡vayamos por la seratonina producida saludablemente! Eso nos ayudará a bajar de peso, pues disminuirá la ansiedad que "resolvemos" fumando o comiendo pasteles... ¿Qué opinan?

Comentarios

Imagen de oslo
hace 3 días 16 horas

Si pudiese, te daria un gran aplauso. Eres brillante, además de generosa por compartirlo aqui.

Me parece importante una mención a la hermanita de la serotonina. Nuestra amiga más puñetera, la dopamina.

Veras, ser adicto a cualquier droga significa que nuestro cerebro está acostumbrado a esa sustancia y a todo lo bueno que le hace sentir, por eso bajan los niveles de dopamina. La dopamina es importante a la hora del abandono de cualquier sustancia toxica. Es otro neurotransmisor que nos produce binestar, placer, felicidad. Asi que figuraté. Cuando nos sentimos fatal al dejar de fumar los niveles de dopamina descienden amargandonos la vida y haciendonos entrar en un agujero tenebroso. Por eso, recurrimos a la comida. La comida es placer, nos provoca bienestar, nos calma y por si fuese poco, la necesitamos para vivir.

Tienes razon en las pautas de bienestar, calma, ejercicio, buenos alimentos, cuidarse, amarse..... pero a veces se nos hace cuesta arriba,no????

 Muchas gracias, de nuevo. Tienes en mi, un fiel admiradora que te sigue en este arduo camino pasito a pasito.

Un abrazo.

Imagen de Mimejoryo
hace 3 días 9 horas

Sumemos a la dopamina y vamos también por ella de manera saludable. Hay malos momentos, Oslo, claro que sí, es parte del proceso. Pasan, eso es lo importante. Gracias por tus palabras. Sé que andas en un mal momento, yo admiro que te mantengas fuerte a pesar de ello y te envío un fuerte abrazo empático y solidario. :)

Mi mejor versión es no fumadora

Imagen de Valkiria
hace 2 días 16 horas

Gracias por compartir estas informaciones que nos ayudan a todos a entender mejor el proceso en el que estamos metidos al dejar el asqueroso y dañino vicio de fumar!!

Ojalá hubiese seguido esas pautas al principio,me hubiesen ayudado mucho!!

Un saludito y mucha salud!!

 

Cuando uno quiere,puede.El resto son excusas....

Imagen de Josetxu
hace 23 horas 47 mins

Sin ánimo de parecer un sabelotodo engreido es lo que se ha de hacer cuando aparcas esta adicción, informarte de las posibles causas que la originan y sus efectos en el organismo. Me alegro que hayas llegado a ese estadio y más por tu interés en lo que comes, dicen que somos lo que comemos y el dicho no va muy desencaminado de la verdad. Yo aumenté mas de cuatro kilos y lo fuí solucionando a base de crear una base de datos de los valores alimenticios de los comidas que ingerimos diariamente, en realidad no son mas de diez menús y los repetimos habitualmente, por lo que no es muy laborioso crear esa base y controlar las calorias diarias que tomamos ateniéndonos a las recomendaciones de la OMS ( 55-75% carbohidratos, 10-15% proteinas, 30-35% grasas) tan solo es necesario leer las etiquetas de los alimentos que compramos y tan simple como eso hacer uso de esa información. Si estás interesada/os os puedo pasar la hoja de cálculo (j.donlo.b@gmail.com).

Y en otro orden de cosas decir que aunque hace ya mas de un año que lo dejé todavía ha habido dias en que me hubiera fumado un cigarrillo, uno solo me repetía, solo uno, y hubiera salido de casa para comprar una cajetilla de tabaco pero también me decia que no me mintiera a mi mismo, que después de ese único cigarrillo vendrian muchos mas. Y así estamos, recordándonos de vez en cuando que fuimos/somos adictos.

 

Josetxu

Imagen de Mimejoryo
hace 6 horas 49 mins

¡Muchas gracias! Me encantará que me pases esa hoja de cálculo, te enviaré un mail pidiéndola. :)

La verdad es que como bastante saludable, es decir, no consumo comida enlatada (salvo atún y sardina en ocasiones), ni harinas refinadas (salvo arroz que pronto cambiaré a integral), ni azúcares refinadas (sólo como miel o azúcar mascabado) ni grasas saturadas en exceso (casi nunca uso aceite y jamás mantequilla y margarina). Claro que si subí fue porque en el proceso de dejar de fumar comí menos sano que ahora.

Mi problema entonces son más bien las porciones (debo comer menos) y en específico los carbohidratos (papa, arroz, tortillas de maíz, miel) que no he logrado controlar, de ahí que me pusiera a investigar sobre la relación tabaco-carbohidratos.

Ahora hago también ejercicio: una hora de elíptica diariamente y una hora de pilates lunes, miercoles y viernes. Estoy por incluir pilates martes, jueves y sábados, así como caminatas diarias de al menos una hora.

Mañana tengo cita con el nutriólogo para que me indique una dieta. Decidí optar por lo más tradicional, espero me sirva. 

Mi mejor versión es no fumadora