Pensando sobre mi adicción

Imagen de zelly
zelly
28 Marzo 2024

Hoy me ha dado por pensar que no entiendo cómo funciona mi cabeza con el tema del tabaco. 

Hace unos meses tuve un susto  y decidí no volver a fumar, sigo convencida que no debo hacerlo nunca más, sin embargo, no me comprendo cuando en determinados momentos cogería y me encendería uno, hay ratos (aunque cada vez menos) que me desespero y pienso cuándo se va a marchar de mi cabeza. 

Me enfado conmigo misma porque pienso que me ha hecho daño y sigo pensando en él. Quién, en su sano juicio, volvería a acercar la mano al fuego si anteriormente se ha quemado? Quién se comería un plato de comida si supiera que lleva unas gotitas de veneno?

Sé que el tabaco es una droga, que daña los pulmones y muchos otros órganos, que domina la voluntad y hace que parezcamos peleles sin capacidad de decisión, por qué entonces sigo recordando con añoranza mis momentos con el cigarro?

Ahora mismo lo asocio con dolor y enfermedad pero sigue viniendo a tocar la puertecilla para ver si le abro. Pues.... no, se cerró y ya no se abre, pero deja de llamar de una vez que molestas.