10 días sin fumar?

Dom, 27/11/2022 - 00:34

Buenas noches, de repente me ha invadido el deseo de escribir. Sólo puedo decir que creo que llevo 10 días sin fumar, ya no estoy contándolos, no es porque no lo sienta como un logro, si no porque extrañamente dejé de fumar, pero después de poquitos días ya no tengo esos "monos". Y si alguna vez pienso en el tabaco pues me digo: "ni de coña, tengo un compromiso conmigo misma y jamás volveré a fumar". He de decir que las palabras de Antonio calaron mucho en mí. Si hablo del Antonio que nos apoya a todoxs en este foro, que nunca pasa por alto un nuevo post y que procura animarnos siempre. ¡Mil gracias Antonio por estar ahí! Me contestaste y me dijiste todo eso del compromiso y que esta generación no es capaz de manternerlo. Curiosamente yo soy una persona comprometida en muchos aspectos  de mi vida,  y después de leer esa respuesta me dije: "pero si tú eres una persona que respeta los compromisos, a la que no le gustan los cambios y prefiere la estabilidad en todos los sentidos, ¿cómo puedes permitir el volver a fumar y pisotear tus propios valores?" No sé cómo pero desde ese día me siento más liberada, claro que a veces digo podría fumar, pero se esfuma tan pronto ese pensamiento y ese deseo que yo misma me asombro. Desde que he dejado de fumar esta sólo he soñado una vez que volvía a recaer. Antes lo soñaba cada noche casi.

Estoy haciendo cosas nuevas, leyendo mucho, llevando a sitios nuevos de paseo a mis mascotas, yendo al gimnasio. Ni idea del porqué me siento tan positiva y liberada, nunca me ha pasado esto. Y sé que no es mi circunstancia actual, si no el haber dejado de fumar. Lo sé porque tengo muchos problemas en relación a mi trabajo y bueno me preocupa mucho la inflación (creo que a todxs). 

Pues eso era todo, seguiré con mi promisa y ganaré cada vez más confianza. Por cierto hace tiempo en uno de los intentos de dejar de fumar fui con un terapueta, fue muy interesante porque él me dijo que los fumadores tienen muchos problemas emocionales porque nunca las enfrentan. Fumar para aliviar las sensaciones de angustia, nerviosismo o ansiedad, pero nunca se cuestionan esas emociones y sentimientos. ¿Interesante verdad?

Un abrazo a todxs y mucho ánimo!

Dom, 27/11/2022 - 15:06

Me alegro muchísimo de que te sientas tan bien!! Creo que una de las claves de tener éxito es precisamente lo que tú estás haciendo, mantener el compromiso contigo misma y hacer cosas nuevas, dedicar más tiempo a actividades saludables como caminar, pasear a tu perrito, leer para distraer tu mente...yo mañana vuelvo a partir de cero después de una recaída de 6 días fumando otra vez. Sigue así y muchísimo ánimo!! 

Dom, 27/11/2022 - 15:09

Ah, lo que te dijo tu terapeuta: no me extraña nada. De hecho, he recaído porque estoy pasando por una situación muy estresante y no sé cómo gestionarla sin tabaco, me pongo muy nerviosa y no pienso con claridad. Mientras todo va bien y no hay contratiempos ni me acuerdo del tabaco, pero es tener que enfrentarme a decisiones o situaciones difíciles y me vuelvo tonta de remate, me bloqueo y me entra la ansiedad. 

Lun, 28/11/2022 - 09:50

Buenos días María Cristina. En primer lugar darte las gracias por tu referencia tan bonita hacia mí y me emociona saber que mi granito de arena te ha sido útil. 
Cuando hablo con un fumador soy consciente de estoy tomando contacto con un ser complejo que tiene una vida llena de problemas (como todos los tenemos) pero que posiblemente, no sabe cómo gestionar sus inquietudes, sus emociones, sus dudas y tengo enfrente a una persona que reaccionará de manera consciente e inconsciente. Mis argumentos pretenden llegar a ambos: El consciente puede regalarme el oído, pero el inconsciente rumia las verdaderas razones y, o las ofrece a conveniencia, o las oculta.
Pero resulta que muchas de esas " verdaderas razones" se basan en pensamientos irracionales, es decir, malentendidos que provocan una espiral que insiste en mantener el/los problemas, en lugar de acabar o adaptarte mejor a ellos, (claro está si no tienen solución). Pero muchas veces la solución existe, solo que no somos  capaces de razonarla como tal, porque nuestros malentendidos se han convertido en un bucle mental cómodo. 
Cuando alguien te rompe este bucle, con pensamientos activos, te libera: Pensar nos hace madurar, pero además nos capacita mejor si las nuevas ideas te estimulan a un cambio que quizá, a ti, nunca se te hubiesen  ocurrido. Lo importante es tocar la tecla adecuada para provocar, no solo el cambio, sino el desafío personal a romper el bucle recurrente. Y aquí es donde yo puedo dar argumentos de ruptura con ese bucle. 
Te animo a que insistas con tu compromiso y recuérdalo siempre: Estás acabando con un asesino de masas y esto es una misión que requiere de personas de gran valor como tú.
Ánimo e insiste Gladiadora.
Un abrazo.

 

Un grato saludo para todos/as.