¿Cómo convencer a tu pareja de que es mejor no fumar?

Mié, 15/01/2003 - 23:52

Como buen discípulo del Sr. Allen Carr, digo como él...le regalé el libro a mis amigos y resulta que ni siquiera lo leyeron...claro...pero es que su mujer no fumaba...y la mía sí. Tengo el libro en casa...claro, dice el libro que animes a tus amigos no fumadores a leerlo...no, si ya...pero que no hay manera...
Y por otra parte, quizas lo peor es presionar a un fumador a que lo deje...porque lo mas normal será que a continuación.......................... se encienda un cigarro....
Me imagino que este problema sera comun a muchos de nosotr@s, ........................
prometo proponer ideas que funcionen....cuando así sea...pero mientras tanto...alguien tiene ideas que funcionen con sus respectiv@s....para convencerles a dejar el tabaco???...Gracias a todos....

Jue, 16/01/2003 - 01:54

Yo no tengo ninguna idea, pero mi pareja tuvo una muy buena. Te la cuento:

Primero me hizo fumar solo en la cocina. No podía fumar en ningun otro lugar de la casa. Asi un año.

Segundo: Äl cabo de un año, además de fumar en la cocina, tenía que encender una vela por que decía que olia menos. ( Olia menos a tabaco pero dejaba un olor a cirio que no habia quien lo aguantara) Asi otro año, fumando en la cocina y con la vela.

Tercero: Cuando ya le pareció que había cedido bastante, cada vez que me veía encender un cigarro, me soltaba la retaila de que ella no tiene que aguantar mi humo, que la niña tiene catarro, que no respira bien, que esta noche has tosido, ...

Y por fin lo consiguió. He dejado de fumar.

Lo cierto es que temía el cuarto paso cual iba a ser:

- Me daría con un martillo ?
- Me limpiaría los pulmones con estropajo ?
- Me pondría un capítulo de la casa de la pradera ?
- ... .

Mejor prevenir que lamentar...

Un abrazo. Sarustik

PD. Lo peor es que es cierto.

Jue, 16/01/2003 - 01:57

Yo con mi pareja no, pero estoy intentando q mi padre se lea el libro y no hay manera de q pase del título del tema 3 (¿Por qué nos cuesta tanto dejar de fumar?) Tampoco quiero insistir demasiado, teniendo en cuenta q yo me he pasado más de 10 años fumando a escondidas y evitando el tema del tabaco ahora me resulta muy difícil hablar abiertamente con él, y ya no digamos aconsejarle. Se cree (o eso quiere) q yo fumaba como mucho 5 al día (eso les dije cuando me pillaron, cuántas mentiras he soltado x culpa de los asquerosos cigarrillos) y q no estoy capacitada xa entenderle. Si le digo q pasaba de la cajetilla creo q sólo conseguiré q se cabree, no sé cómo conseguir q se lea el libro. En teoría lleva 2 años, si no es más tiempo dejando de fumar, ahora ha reducido el consumo bastante... y está más susceptible que nunca. He pensado en apuntarle a una charla, pero no sé cómo planteárselo (no vivimos cerca de ningún centro Easyway, si no logro q lea el libro cómo voy a conseguir que haga el esfuerzo de desplazarse...).
Por lo menos el libro ha conseguido que sea yo quien lo deje, de rebote total, a mí ni se me había pasado x la cabeza. Gracias a q lo compré xa él y decidí echarle un vistazo estoy escribiendo aquí ahora libre de humos (x lo menos propios) ya 10 días.
En cuanto a q los no fumadores lean el libro... es ilusorio. Yo lo he intentado con mi madre, incluso saqué de la biblio el otro libro, el de cómo hacer que tus hijos dejen de fumar, q está enfocado xa ayudar a otros a dejarlo, xo nada, no hay manera. Me miró y me dijo con retintín: yo no tengo hijos q fumen (el tema de mi adicción se trató una vez cd me pillaron y desde entonces todos corrimos un tupido velo, estúpido de verdad). Creo q le vendría bien, ella sí puede hablar abiertamente con él xo cuando saca el tema sólo es xa hacer reproches y ponerle nervioso, con lo q no sirve de nada.
También he intentado q una amiga mía q dejó de fumar hace cuatro años x influencias de su nuevo novio (nuevo entonces, si no siguiera con él creo q hubiera vuelto a caer) lo lea, me da pena que siga insistiendo en q a veces le apetece un cigarro y me pida caladas (antes, claro, nunca más) x la noche cuando no la ve nadie. Sigue recordando los cigarros como algo estupendo, y está orgullosa de sí misma x haber conseguido dejarlo (no es xa menos, no es q yo diga q está mal dejarlo a pedal) xo sigue creyendo q se sacrifica. Si quiero que lo lea es sólo para que nunca más piense que echa de menos un cigarrillo, no sea q cambie de novio y vuelva a empezar.
Bueno, estos son mis intentos de momento, llevo pocos días y de momento el resultado es nulo, pero seguiré intentándolo, como el conejito de las pilas duracell
MariCarmen

Jue, 16/01/2003 - 09:56

Pues la mia, me exilio a la terraza y la verdad es que en veranito se esta muy bien en ella por la noche, viendo las estrellas y alos vecinos; pero en invierno no hay quien pare y sobre todo este, así que al fina se ha salido con la suya, por suerte para mi, gracias compañera mia.
Ya queda menos para el año

Jue, 16/01/2003 - 13:31

Mi marido sale a fumar al balcon, y entra con la cara desencajada del frio que pasa.

Anoche me preguntó por el libro y lo empezó a leer, le pregunte que porqué lo hacia y me dijo que me veia muy bién y se estaba planteando dejar de fumar, mas que una alegria me dióm un disgusto.

En una ocasión lo dejamos los dos a las vez, nos subiamos por las paredes, a los dos meses él empezó a fumarse un cigarro, al otro dia otro, decía que uno o dos al dia nó pasaba nada, acabó por fumar incluso más que antes, me decía que estaba muy bién fumando, que se sentía muy agusto, imaginaros como me sentía , al final no lo pude aguantar y caí yo también, lloraba de rábia, lo tenía supercontrolado, me sentía bién, y nó pude evitar de fumar, incluso fumando sabía que yo no quería fumar, pero nó lo conseguí.

Comenze mi batalla sola y sola la quiero terminar, me gustaría que lo dejara más o menos en septiembre ,puesto que entonces yó estaré mejor, sé que es una decisión egoista, lo siento pero es como me gustaría.

Bueno ya os contaré, me parece que en mi casa comienza yá mismo un culebrón 8pues mi marido es muy tisquismiqis)

Un besote

Jue, 16/01/2003 - 13:50

No sé si os acordaréis, bueno de hecho la mayoría de los que estáis ahora en el foro no estábais cuando yo empecé, pero yo dejé de fumar para apoyar a mi marido.

Estaba muy preocupada por él porque fumaba muchísimo y tenía bastante sobrepeso, así que decidí demostrarle que yo era capaz de dejarlo para que viera que no era tan difícil. Aunque yo no fumaba más de 8 o 10 cigarros al día y no me consideraba persona de gran riesgo, me pareció una buena razón para hacerlo.

Lo dejó. Al cabo de un par de meses empezó como el marido de Lylo "no, si yo controlo", "soy capaz de fumarme un par de ellos (los más deseados) y no recaer", "no me hace falta leerme el libro porque ya no fumo" ...... actualmente fuma paquete y medio mientras que antes rara vez pasaba de un paquete.

Fuma a escondidas, sintiéndose culpable, mintiendo a los niños, pasando frío en la terraza .......... pero fuma.

Yo he ido viendo el proceso con los ojos como platos y con una gran sensación de impotencia pero no he cedido ni un milímetro.

Después de probar lo maravilloso que es no fumar, no volvería al vicio por nada del mundo. Al final lo que comenzó por beneficiar a los demás a la única que ha beneficiado es a mí.

Estoy intentando terminar con una conclusión, pero la verdad es que hay varias....... que cada uno aplique la que le sea útil.


[B]Cree que puedes y podrás. [/B] [B]Siente que eres capaz y lo serás. [/B] [B]Hazlo con fe y lo lograrás.[/B]

Jue, 16/01/2003 - 14:14

Eso mismito decia yo, "No si yo cuando quiera lo dejo" YAAAA y una m****, cuando de verdad te pones a ello compruebas lo dificil que resulta desengancharte, y cuanto mas fumases mas cuesta, por lo menos a mi.
Así que para mi ahora eses dicho no me sirve porque se que es falso.
Loque vale en realidad es tu mucha o poca fuerza de voluntad y sobre todo saber que a tu alrededor, esta página por ejemplo, hay gente que como yo lo pasa mal pero que te apoyan y estan ahi en los momentos dificiles.

Ya queda menos para el año

Jue, 16/01/2003 - 16:41

Hola a todos,

No os voy a contar nada nuevo porque muchos lo vereis todos los días y lo habreis sufrido, pero creo que conozco bastante bien la sensación que se tiene cuando se es un fumador presionado quiera o no quiera dejarlo, porque yo pasé por algo parecido hará cosa de 4 años.

Mi pareja de entonces cambió de continente para venir a vivir un año conmigo, dejó todo atrás, su casa, su familia sus amigos y su trabajo para pasar un año en España, de las condiciones que acordamos sólo hubo una que no pude cumplir: dejar de fumar.

Os aseguro que lo intenté, reduje el número de cigarrillos, pero no conseguí dejarlo, supongo que porque no tenía la mentalidad apropiada. Fumaba a escondidas, en el trabajo, y delante de ella sólo en las ocasiones que había alguien más porque sabía que no se atrevería a decirme nada.

Al principio reconozco que no me lo tomé muy en serio y esperaba a que se le pasase la insistencia, pero cuando intenté dejarlo de veras me sentí un desgraciado porque no podía, era superior a mí y recuerdo tenerme que ocultar, lavarme la cara antes de acercarme a ella y otras muchas cosas que entonces pensaba que eliminarían el olor al tabaco.

Pero lo peor llegó cuando empecé a justificar el vicio, a pensar que yo tenía derecho a fumar y que ella me lo impedía para fastidiarme, tenía la impresión de estar controlado a todas horas. Y esto fué creando una barrera invisible pero muy real entre ambos. Yo entonces pensaba que era una intolerante porque ahora no me dejaba fumar cuando al conocernos ambos lo hacíamos. Después, cada vez que tenía que ir sólo a algún sitio sentía alivio porque podía fumar a mis anchas, después empecé a preferir no salir con ella.

Bien es cierto que nuestros caracteres y forma de ver la vida eran bastante diferentes, pero puedo asegurar con casi total seguridad que el tabaco fue la cuña que acrecentó la grieta.

En definitiva, con el tiempo me dí cuenta de que prefería el tabaco a cualquier otra cosa, y que si alguién tenía que estar conmigo primero tenía que aceptar a mi socio inseparable: el tabaco. Es patético, era totalmente consciente de ello y no podía hacer nada.

Con esto no quiero dar ningún consejo, porque seguro que la situación de cada uno es distinta, ni servir de ejemplo en nada porque muchos habreís pasado por lo mismo. Sólo quiero recordar cómo se ven los toros cuando uno se encuentra al otro lado de la barrera.

Un abrazo a todos

Jue, 16/01/2003 - 17:18

Pues yo no puedo dar ningún consejo original, mi marido hasta hace 15 días (los que llevo sin fumar) no paraba de darme el coñazo, conque que asco, la casa huele fatal, tienes que dejarlo etc...

Sinceramente creo que su insistencia no ha tenido mucho que ver con la decisión de dejar de fumar.

Creo que dejar de fumar es un decisión personal, pero a mi si que me ha animado ver lo bien que se encuentra la gente que lo ha dejado, lo bien que respiran, y la pasta que se ahorran.

Osea que creo que más que prohibirle fumar en determinados lugares, puede ser mucho más positivo, fardar, alardear, hacerle notar por todos los medios lo bien que uno se encuentra y lo fantástico que es librarse del asqueroso tabaco.

Pero todo va a carácteres y depende de cada persona claro.

Un abrazo.
Gemma

Jue, 16/01/2003 - 17:37

Pues sí, cuando estas metido en el ajo, no lo ves tan claro como ahora.

Yo reconozco que era de las que estaba totalmente ciega. Cuanto más me decian, yo más fumaba. Y me cabreaba muchísimo. Ahora no entiendo el porqué. Pero hay que tener mucho tacto y paciencia. Yo empecé a plantearme dejar de fumar, justamente cuando mi familia ya pasaba de decirme nada. Quizás por no tener tanta presión psicológica, no sé. Menos mal que mi marido no fuma (Bueno fumaba un purito de vez en cuando pero lo ha dejado también) así que lylo, buhomike, MariCarmen os deseo toda la suerte del mundo y a los demás también.

Besos Beni.

Jue, 16/01/2003 - 17:51

Pues si, realmente no existe ninguna fórmula mágica para convencer a nadie de que tiene que dejar el tabaco. Solo y unicamente cuando uno mismo lo quiere de verdad.
Cuando ya esta fuera y ves a personas que quieres que siguen fumando lo pasas mal.
¿Como convencer a mi padre que deje de fumar? Cuando el medico ya le ha dicho tropecientas veces que lo deje, cuando ya tiene un problema de arterias y ha de tomar chiquicientas pastillas, andar mucho y no comer grasas etc... pero que que mientras no deje el tabaco nada sirve.
Ahora es como un niño, se esconde para fumar, dice que fuma menos pero cuando viene de la calle apesta. Te sabe mal presionarle, pero sabe peor ver como sigue fumando.
Incluso yo en parte lo he dejado para ver si se anima, pero ni por esas...
Hay personas que no quieren y por mucho que tu quieras no les conveceremos nunca, ellos no dejaran el tabaco, el tabaco les dejara a ellos por mucho que nos pese.
Aqui es donde ves que droga mas asquerosa que es, cuando personas válidas e inteligentes son incapaces de de desengancharse.

Jue, 16/01/2003 - 21:26

Yo no sé como hacer que los demás dejen de fumar, pero lo que sí tengo claro que en estos momentos ya tengo bastante con conseguir dejar el vicio.
Mi marido fuma y cuando he intentado que lo dejara al ponerme yo nerviosa pq no lo conseguia aun me acordaba más de fumar.
Así que eso me lo dejo para cuando ya lleve un año sin.
En cuanto a como influir en alguien.... ni idea, en mi caso lo dejé cuando ví el camino fácil, es decir me hablaron del Zyntabac...

Aqui os dejo unas direcciones y tlf que puede ser os sirvan
TABAC INFO LINIA 902.11.38.30 (Del instituto catalan de oncologia)
Unas cuantas imagenes de los efectos y más cosas:
http://www.cnjaen.es/tabaco/images/efectos.htm Abajo pone "pagina siguiente" y se pueden ver unas cuantas imagenes muy reales.
Además en todo el territorio español hay centros de tratamiento.
Ejemplo: Las asociaciones contra el cancer.
Y algunos hospitales tb tienen. Me imagino que el medico de cabecera los conocerá.

Vie, 17/01/2003 - 09:40

Pues mi marido está que no lo cree, mi familia y amigos igual, nadie se lo podía imaginar, ni creo que se lo crean del todo, a mi ya me habían entrerrado varias veces con un cancer galopante, con lo joven que soy por Dios!, bueno pues mi marido como está que no caga con que yo no fume, no ha vuelto a fumar en mi casa ni en mi presencia, la verdad es que él fuma la mitad que yo fumaba, pero es lo mismo, tb quiero que lo deje, aunque no le digo nada, él sólo dice que el fin de semana y con el fútbol por medio ya... Y yo le digo que no le he prohibido nada, pero ya os digo, es la 1ª vez desde hace más de 13 años, que dejo de fumar en serio.
Me parece que él lo está haciendo genial, y se lo agradezco, además me anima y me dice que está encantado, sólo falta que se lea él el libro y se convenza tb.
Besos a todos.
He vuelto al vicio... pero resurgiré de mis cenizas cual Ave Fénix!!!

Lun, 20/01/2003 - 00:49

Como siempre, agradezco el apoyo y la colaboración de todos....os aseguro que si encuentro el truco mágico....lo publicaré inmediatamente...mientras tanto....paciencia para todos...que si ell@s no han encontrado la salida....nosotros sí....y porque no...poco a poco ...se la tendremos que enseñar....la cuestión es como....
Dejar de fumar no es una INTENCIÓN , es una DECISIÓN.