En las terrazas de veranito, la gente fuma. Os molesta el humo en estos sitios...

Sáb, 18/07/2009 - 02:54

...al aire libre?

el viento siempre juega malas pasadas, siempre va hacia donde estoy yo. Parece que me detecte. Es entonces cuando el humo entra en mis pulmones y noto una molestia en la garganta de la que en el fondo me siento muy orgullosa, yo, la de los dos paquetes, ahora le molesta el humo en la cara, hasta en la calle! Esa soy yo.

A mí, sí. Me castiga la garganta aún en plena calle. Por mí la gente fumaría en el water de su casa, no soporto sus malos humos, no entiendo por qué tengo que tragarme su porquería en forma de humo. 

Antes de dejar de fumar, recuerdo que mucho antes, no fumaba delante de nadie, lo hacía en los en los servicios públicos o en los de mi casa, de la vergüenza que sentía de no poder dejarlo, como los demás...

Si no lo dejan, no pasa nada, pero que fumen en sus casas. A mí me estorban en todas partes.

Saludos y suerte en el trabajo de dejar el tabaco. Merece la pena, como todo lo bueno.

Sáb, 18/07/2009 - 10:28

 

Es verdad rebeca que a mi, lo primero que me dijo mi cuñado cuando le dije que dejaba de fumar era si iba a ser una exfumadora de esas malas que no aceptan que otros fumen y le dije que si.. verdaderamente cuando dejas de fumar te molesta el humo ( a mi ya me molestaba antes por eso nunca fume en mi coche ni en casa ); a mi me va a molestar que me echen el humo, me molestará entrar en una reunion y aspirar humo que no es mio y que sé el perjuicio que da a los pulmones, bastante tuve ya con lo mío como para aguantar ahora lo de los demás.

Sabeis, la ley antitabaco en españa esta desde el 2006 pero yo la entendí perfectamente, entiendo que NADIE tenga que respirar la droga y el veneno que yo me meto en mi cuerpo. Así que sí seré una de las exfumadoras malas ( aunque intentaré no serlo demasiado, cada uno es libre de hacer lo que quiera ).

 

Dom, 19/07/2009 - 01:54

---siempre tienen algo que decir. No te sabes la historia de las ranas que lograron su hazaña, gracias a que eran sordas?

A mí se me pone una tos que para qué, no creo que tengan derecho a castigarme con sus fumeteos. Eso tiene que acabar.

Hago campaña antitabaco,  en espacios públicos no se debería fumar tampoco,  me es indiferente lo que piensen unos u otros. 

Es una droga dura, que se la tomen en los sitios privados, aunque sea legal. No se me ocurriría pensar que lo van a dejar porque lo diga yo...esa campaña está perdida.

Saludos, otra vez.

Celia

 

 

 

Dom, 19/07/2009 - 19:37

Comentarios irónicos, frases ocurrentes y verdadera preocupación por su problema. Si lo tienes al lado te cambias y punto. Todo llegará.Ya ha caído otro pais con la prohibición en todos los lugares públicos. Piensa en toda la paciencia que tuvieron contigo. 

Disfrutar de otro día, gracias

Disfrutar de otro día, gracias

Lun, 17/08/2009 - 23:52

Mi opinión es que en un sitio al aire libre todo el que quiera pueda fumar, hay que ser tolerante, porque contigo también lo habrán sido, en su día, por muchos años que lleves sin fumar. Hay que acordarse de lo que uno es o ha sido, o de como son los demás. Siempre dentro de un límite. Puedes ganar la guerra al tabaco, tú guerra particular, puedes ayudarnos a los demás, que libremente queremos dejar este vicio que nos mata, pero no a los que fuman, si quieren. ¿por qué no? , que lo hagan al aire libre,¿te molesta? También molesta a la gente el ruido del vecino, la música de un Pub, el ruido de las motos , la contaminación.... BESOS

Mié, 30/09/2009 - 00:09

 

 

 

 

Sólo es que se fume donde se fume, se puede tirar el humo a la cara del de enfrente, se puede buscar un sitio donde la brisa lleve el humo al sitio de otro. Un fumador debe preocuparse porque todas esas cosas y más, no ocurran. De ese modo no será una molestia. Mi zona delicada es la garganta y cuando algo de todo eso me hacen los que fuman, se resiente mucho, toso y toso. Cuando fumaba recuerdo que me atacaba el tabaco justo a esa parte desde el primer día.

Yo era una fumadora muy cuidadosa con los demás, no les echaba el humo a la cara, por ejemplo. Procuraba fumar en soledad, como se merece un mal hábito.

Comprendo que parece exagerado mi planteamiento, fue después de haber tenido que aguantar la experiencia de saborear el aroma del tabaco en la terracita que decía.

De todos modos, con todo lo que se sabe sobre el tabaco, con todo lo que hay para dejarlo, con lo que cuesta mantener un hábito tan poco placentero, hace falta valor para seguir fumando. 

Saludos y suerte a los que vienen a dejar el tabaco a este lugar a modo de juego, de manera muy seria, como más les plazca.

Celia

 

 

 

 

 

 

 

 

HAZLO O NO LO HAGAS, PERO NO DIGAS "LO INTENTARE"