UN MES SIN FUMAR: DEJAR DE FUMAR Y NO ENGORDAR

Jue, 02/12/2021 - 18:53

Hola,

Hoy hace un mes tiré a la basura el paquete de tabaco. Una mañana, con un café y sin haber comido nada, no eran ni las nueve de la mañana y ya me había fumado tres cigarros. 

La repulsión que empezaba a sentir por la adicción llevaba tiempo haciéndome sentir fatal conmigo misma. Y recuerdo muy bien cómo me sentía. Lo he tenido que recordar muy a menudo cada vez que a mi alrededor unos y otros fumaban, y yo sentía unas ganas infinitas de acompañarles

Quiero contar esto porque es insufrible el mito de dejar de fumar y engordar. Es mentira!

Engordas si te abandonas. Engordas si sustituyes un cigarro por un donuts, etc. Engordas si continuas en actitud adictiva y te enganchas a la comida basura

Y mientras fumas te cuesta un horror adelgazar porque el cuerpo no te responde para hacer ejercicio. Ese era mi caso. No era capaz de salir hacia el gimnasio porque después de 3 cigarros había quemado la poca energía de la mañana al despertar y ya no me llegaba para afrontar un rato de ejercicio físico

Lllevo UN MES SIN FUMAR. Hace quince días que hago ejercicio de manera regular. Y estoy a dieta porque me sobran unos kilitos. Esta semana ya he bajado en la báscula. 

Mi cuerpo responde al esfuerzo. Me alimento mejor que nunca: fruta, pescados y carnes a la plancha, legumbres, y verduras. No toso por las mañanas. Ni me ahogo cuando me río. Mi voz ha cambiado. Empiezo a notar mi piel mejor. Mi pelo huele bien y está suave. Estoy orgullosa de mi misma

El dinero que no me gasto en tabaco lo dedico a comprarme comida sana y rica que me apetece. ¿Sabéis lo caro que está el pescado fresco? Pues yo ahora, me lo puedo permitir

Sé que aún tengo un largo camino por delante. Me asustan las fiestas, y una posible recaída. 

Quería hablaros de ésto. De la maldita relación entre el tabaco y el engordar. ¿Cuándo se atreverán a decir que fumar engorda?

¡Ánimo a todos y todas!

 

 

 

 

 

 

Vie, 03/12/2021 - 13:44

Buenos días luchadores/as. Oye Pippi, es sublime cómo has encajado esto de dejar el tabaco. ¡¡Si señor!! No sólo estoy totalmente de acuerdo contigo, sino que te has entregado de una manera radical ( la única que funciona, según mi opinión) a cambiar tu vida y tu concepto de vivirla.

Lo he repetido ya muchas veces en este foro: Dejar de fumar no es la meta. La meta es la actitud con la que te valoras. Sientete valioso y NADA  será adictivo, excepto el amor propio.

Cuando te mentalidas de manera sagrada, a cambiar tu pereza, por tu valor, a cambiar lo que no apetece ver, por ser tu mejor aliado y actuar, es lógico que te sientas pletórica allá donde otros solo ven resignación. Es normal que vencer una adicción genere tristeza porque, además de ser una consecuencia física de nuestro organismo, habíamos construido una conducta con muchos ingredientes tóxicos y, lo queramos o no, echamos en falta su compañía. Pero todo esfuerzo tiene su recompensa y tú lo estás notando.

Tu excelente reflexión es todo un alegato de sabiduría. ¡¡ Bravo Pippi!! Corre la voz y que todos sepan que la dignidad se gana dando ejemplo.

¿Engordar? Cada persona tiene un metabolismo distinto y además cambia con la edad. Lo que no cambia sola es nuestra filosofia de vida, si esta no la cambiamos a voluntad. De ahí deduzco que una persona perezosa, ante un problema grave, se ahogará en un vaso de agua. Y no me entiendas mal: Cada cual puede ser como le apetezca pero luego echamos pestes cuando pudimos evitar algo y no lo hicimos. La auto-compasión no sirve para nada ni justifica nuestra   falta de responsabilidad 

No temas por las fiestas. Tú ya estás viviendo la tuya y es la más importante de todas, porque cada día sin fumar es todo un lujo que otros no tienen. Y ten siempre presente que dejar de fumar te permitirá tener más navidades el resto de tu vida.

Un grato saludo.

Felices fiestas a todos/as.

,," Ave cáncer,. Los que van a vivir te saludan"

Un grato saludo para todos/as.

Sáb, 04/12/2021 - 21:29

Antonio permiteme darte las gracias por estar ahí con tus mensajes de ánimo, siempre tienes palabras de aliento para todo el que pasa por aquí.

Lo dicho Antonio, GRACIAS¡¡....un saludo.

Sin fumar desde el 28/09/21

Dom, 05/12/2021 - 16:35

Es un placer ayudar, Buzeitor. Y si encima noto que os sirve para llevarlo mejor, entonces todos conseguimos algo bueno y por lo que vivir merece la pena. GRACIAS A TI también, Buzeitor. Ojalá haya muchos/as como tú.

Un grato saludo para todos/as.

Jue, 09/12/2021 - 16:32

¡Qué maravilla! Es un placer leerte

Muchas gracias por tus palabras

Un fuerte abrazo

Jue, 09/12/2021 - 17:15

Hola Pippi,

me uno a los comentarios y felicitaciones de Antonio. Sin duda, con tu actitud y planteamiento, tienes ya mas de la mitad del camino de deshabituamiento recorrido, no lo dudes!!  A ti solo te queda seguir andando.

En cuanto a enfgordar, como también comenta Antonio, cada cuerpo y metabolismo es distinto, y engordar es normal porque está demostrado que con el simple hecho de fumar nuestro metabolismo se acelera, lo que produce un mayor consumo de energía aunque sea en reposo. ¿Qué pasa? que en cuanto dejas de fumar, ese mismo metabolismo (por norma general) se ralentiza, por lo que no se queman tantas calorias. ¿Resultado? la matemática está clara.... la misma que dice que habla de que para perder peso, las calorias ingeridas deben ser menor que las eliminadas....

Pero aun así, vale la pena, y este mal de engordar ni es irreversible ni dura 100 años si uno quiere. Mira tu ejemplo y otro podría ser perfectamente el mio, que no solo perdí el peso que incrementé sino que algo más. ¿Cómo? pues tambien como dices, con buena alimentación, ejercicio y paciencia, que no fue cosa de unos meses.

Por las Navidades no te preocupes, yo dejé de fumar un 23 de diciembre y cuando la decisión es firme, aunque se pase algo mal, se sigue adelante y con la cabeza bien alta. Como si no hubieras fumado en tu vida... jajajaja

Felicidades por haber llegado a este punto y tenerlo tan claro, ya verás que bonita y satisfactoria es tanto la meta como el camino que recorras....

Judith

Hacemos camino al andar

Vie, 10/12/2021 - 10:50

Hola Pippi, felicitaciones! Esa es la actitud!

Mira cada cuerpo y persona es un mundo, pero es cierto que se engorda. Yo he comprobado en mi caso, que comiendo lo mismo y la misma cantidad y después de los dos meses de haber dejado de fumar engordé terriblemente. Por lo tanto, comencé a cambiar hábitos alimenticios. 
Como yo era una fumadora terrible, de esas que se levantan 3 veces a la noche a fumar... para que tengas una idea de mi adicción, empecé con ataques de pánico. Por ello, y los nervios que tenia, los primeros meses no sentía más apetito. Luego, me di cuenta que necesitaba comer más cantidad para saciar el hambre. Obvio por ansiedad.

En fin. Me cuide mucho, ensaladas, hasta en invierno, frutas, caminar, yoga, etc. Hoy todavía me cuido y noto que esos kilos de más todavía están ahí, es más como poca cantidad, muy poco y engordo o no bajo un gramo y donde como algo calórico, o por ejemplo algo dulce, un helado o torta, engordo rápido. 

Buenísimo que no te pase eso, ja ja. Pero lo comento porque quizá alguien lee y cree que depende de uno nada más, y es una parte. 
Éxitos y a seguir.... cualquier cosa aquí estaremos

Vie, 10/12/2021 - 17:19

Mardel, mi proceso de engordar al dejar de fumar fue de un año. Pasado ese año y algo más, fue cuando mi cuerpo empezó a estabilizarse y mi metabolismo se empezó a activar. Tambíen me ayudo cambiar el tipo de dieta que llevaba; no tanta fruta y ensaldas e incluí otro tipo de alimentos como hortalizas, legumbres y sustituir la harina de trigo por otro tipo de harinas. Con eso y decir NO rotundo a alimentos procesados..... inicié el proceso contrario, y durante el siguiente año, conseguí bajar todoo lo incrementado. Como ves, fue con tiempo y paciencia.... ains! la paciencia.... para todo en esta vida hace falta tener paciencia y saber esperar.....

Judith

Hacemos camino al andar

Sáb, 11/12/2021 - 21:04

Es genial oírte hablar así, Judith. 
No sólo has podido dejar de fumar, sino que tu convicción te ha llevado a buscar tu reequilibrio físico en todos los sentidos.
Eres un ejemplo a seguir y eso te digna.
Estamos acostumbrados a vivir con una "normalidad" que apenas analizamos, aún sabiendo que corremos riesgos, y nos conformamos con pensar " Lo que tenga que pasar, pasará igualmente o, es algo que solo les ocurre al resto", pero luego, cuando ocurre algo chungo, no es plato de buen gusto oír decir "¿Que es lo peor que me pudo pasar?" intentando banalizar el sufrimiento real.  El dolor no es negociable, pero sí evitable. Sabemos que entre el negro y el blanco hay muchos grises,  muchos matices, pero relativizar la realidad, es propio de alguien que busca excusas para no actuar. Acepto quitar dramatismo a sufrimientos superficiales, como angustiarse por no saber que ponerte para una fiesta o no encontrar una marca favorita, pero cuando te pillas una mano con una puerta, duele, y sobar el incidente quitando hierro al asunto, no consuela. Al contrario, demuestra muy poca sensibilidad con la víctima. Los duelos  por una perdida muy querida, se aceptan,  con el paso del tiempo, (Igual que dejar el tabaco) pero una madre que acaba de perder a un hijo en un accidente, lo que menos desea oír es " Debes aceptarlo, tu hijo no volverá". (En estos casos lo mejor es la compañía silenciosa).                      Pero ¿Se pudo evitar, o es mejor sufrir?......
Vivimos una realidad innegable, con sus dolores y sus placeres. Aprendamos a valorarlo todo desde una perspectiva creativa. Nuestro valor nace en la carga moral que ponemos con nuestros actos.
Ser auténticos nunca fue fácil viviendo en un mundo donde un triunfador es quien más dinero gana por mentir y burlarse del resto. Pero eso es maquillaje estéril, ante alguien que está costumbrado a luchar sin importarle cuanto esfuerzo invierte.
Un placer teneros de tertulianos/as.
"Ave cáncer, los que van a vivir te saludan".

Un grato saludo para todos/as.

Lun, 13/12/2021 - 19:41

Antonio, creo los dos coincidimos en afirmar que el hábito del tabaco es, en un % muy alto, una cuestión de actitud. El fumar puede envolver otros tipos de costumbres y rutinas que nos meten en espirales que son más fáciles de afrontar mirando a otro lado que intentar salir. Este fue mi caso, y el cambio y el "click" tubo que ser general. Fuera ataduras, depedencias, fuera esa "normalidad" nociva en mi salud física y mental... Quería algo mejor para mi, para mi mente y mi cuerpo, y básicamente era dejar de "maltratarme".

Y hasta aquí he llegado, y seguimos!

En cuanto a la sociedad en la que vivimos.... buf!!! mejor no hablar, ni me pronuncio.

Un placer poder ayudar e intercambiar experiencias contigo!

Judith

Hacemos camino al andar