Ya pasó el primer año

Mar, 05/02/2019 - 23:08

Buenas tardes compañeros

Cuando dejé, allá por enero 2018, no sabía hasta dónde llegaría en mi propósito.

Mi mayor éxito había sido dejar de fumar casi por 1 año, allá por octubre del 2000.

Mi recaída fue de a poco, quería ser un fumador social, algunas pitadas de vez en cuando, luego quise fumar pero controlado, hasta 3 cigarrillos por día, y en algún momento volví a fumar sin control.

Recordaba esa etapa y pensaba que esta vez sería más o menos parecido, pero no fue así. De hecho no recuerdo bien ni cuando fue el último, como que empecé sin despedidas ni grandes ínfulas, como en tantas ocasiones que lo intentaba pero no pasaban más que unas horas sin fumar, a veces 1 día, y no más.

Pero aquí estoy, desde que comencé a fumar, nunca había logrado dejarlo por tanto tiempo.

Curiosamente, cuando estaba cerca de lograr el añito, tuve un mal sueño, volvía a fumar y al hacerlo reflexionaba que dejar el tabaco era una batalla perdida y que eso ya lo sabía desde el primer día de mi intento.

Cuando desperté me sentía fatal, en varios días siguientes el mono estuvo muy, muy difícil, y si hubiera tenido tabaco cerca, creo que habría recaído.

Casi compré nuevamente los chicles de nicotina, pero me dije que no los necesitaba, que lo podría superar, volví a la meta de Hoy no fumo, y así sucesivamente, hasta que pude mantener el control, si bien  he vuelto a los chicles comunes.

Empecé a correr día por medio, con mi hija menor, y siento que mi organismo ha entrado como en otra etapa de desintoxicación. A poco esfuerzo que haga, transpiro a mares, pero esos trotes tienen sabor a gloria, antes  me hubiera rendido a las primeras salidas, por cansancio, falta de aire, etc. y el propósito de correr habría pasado, como otras actividades, a estado de asignatura pendiente, para cuando dejara de fumar.

A veces ataca el monito, el sábado pasado estaba haciendo mandados con mi hija mayor, y le comenté que estaba teniendo un día difícil. Claro que eso significaba que había tenido 2 o 3 momentos, en esa mañana,  que durante unos pocos segundos, volvía  a sentir que me faltaba algo, ese deseo de encender un cigarro.

Luego recuerdo el olor, la sensación del humo quemándome la garganta,  la tos que me atacaba cuando tragaba el humo, la falta de aire, etc. y me digo, una vez más, que no es el fumar lo que me tienta, sino la otra sensación, la adicción, las sustancias llegando al cerebro.

Y pensar eso es como descorrer un velo, las ganas de fumar pierden fuerza, vuelvo a sentirme más tranquilo, era sólo la adicción intentando volver a tomar el control. Las pocas veces que eso no me dio resultado, he vuelto a leera  algunas páginas del libro Dejar de fumar es fácil ...., que fue muy importante para que tomara la decisión de dejar el tabaco.

Y aquí voy, en el segundo año, viviendo una nueva etapa, con la que antes sólo podía soñar, muy feliz de haber tomado la decisión, y convencido de que liberarse de esta adicción no es fácil, pero sin la más mínima duda, vale la pena.

Afectuoso saludo a todos y muchas gracias por estar y acompañar esta lucha.

Alberto

Sáb, 09/02/2019 - 01:31

Enhorabuena Alberto, vamos a por el segundo año

Sáb, 09/02/2019 - 02:09

Enhorabuena por ese añazo! un año es un logro en este esfuerzo que es dejar de fumar,esta droga es tan fuerte que nos hace la vida imposible para que la recordemos,hay que estar muy seguros,muy convencidos y ser muy fuertes,tal y como estas haciendolo tú....a por otro añazo! 

Saludos!!

Cuando uno quiere,puede.El resto son excusas....

Mar, 12/02/2019 - 16:56

"el propósito de correr habría pasado, como otras actividades, a estado de asignatura pendiente, para cuando dejara de fumar."

Qué razón tienes, es tanto lo que uno posterga con la excusa de que primero el tabaco y después ya veremos... pero es maravilloso recuperar el dominio sobre lo que hacemos. Me alegro de que ya te notes en otro nivel, ver que tú y otras personas que ya estaban por aquí cuando llegué también lo van logrando es muy motivador. Enhorabuena.

Lun, 11/03/2019 - 21:47

Hola a todos

hoy llegué temprano a la oficina, quise encender un incienso y no tenía con qué (aún conservo un encendedor negro, descartable, el último que había comprado antes de dejar de fumar), pero no estaba en ningún lado.

Pasé lista mentalmente, y me acordé que en otra repartición hay una compañera que todavía fuma. Allá fui con mi incienso, y cuando le pedí el encendedor me miró y me preguntó,, para qué lo querés? Cuando le expliqué se quedó más tranquila y me lo prestó. Hicimos cuentas, y pensé, en esta semana ya serán 14 meses, ella dice que quiere dejarlo, pero por ahora no.

En fin, a veces uno piensa que no fue tan difícil, pero la pucha, hubo momentos que hubiera tirado todo al corno por un cigarro.

Así que ánimo a todos. se puede, vamos por más .

Saludos y muchas gracias por sus respuestas.

Alberto

Mié, 13/03/2019 - 01:25

Felicidades Alberto, por este año que llevas luchandola. Saludos Roxana