¡Un diario!, ¡claro!

Imagen de Mimejoryo
Mimejoryo 27 Julio 2019 84

Desde hace meses comencé a romper las asociaciones que vamos haciendo cuando somos fumadores del tabaco con actividades específicas. 

Dejé de prender un cigarro luego de desayunar y con el primer café. Luego decidí que no fumaría el primer cigarro hasta después de las seis de la tarde. Más adelante decidí no fumar en ningún otro lugar que en mi casa y estando sola; así me acostumbré a estar en reuniones sin fumar, incluso si había fumadores que lo hicieran.

De todas esas asociaciones hay una que temo, sólo una: soy escritora y trabajo entre otras cosas corrigiendo textos... ¡y siempre lo he hecho fumando! Por eso no me había ni acercado a la computadora estos días: me angustia no poder escribir, no lograr concentrarme...

Ayer me acerqué un momento porque mi pareja me pidió ayuda para redactar un pequeño texto... ¡Me costó muchísimo concentrarme! Eso me molesta y me preocupa... Deberé de cualquier forma enfrentarlo y superarlo: me acostumbraré a escibrir sin fumar tarde o temprano...

Por eso me registré acá. Encontré lo de los diarios y pensé "¡un diario!, ¡claro!" Obviamente escribirlo me ayuda a perder el miedo de no poder escribir sin fumar, aunque confieso que por ahora sólo lo escribo mediante mi celular y lejos del estudio donde suelo escribir y trabajar... antes fumando...

Comentarios